MI LLORONA

Ese lamento, ¿hace cuánto que no lo escuchaba?… Cuando era niño recuerdo que le oía claramente, algunas veces casi en mi ventana que da al rio, de esta viaja casa a la que me aferre con el tiempo. En aquel entonces juraba que me iría de este lugar, de esta […]