Así como es importante contar con una buena salud física y emocional, tener unas finanzas sólidas te liberará de ciertas preocupaciones económicas dándote un mayor estado de tranquilidad . 

Si piensas que para vivir una libertad financiera debes de ser un experto en el tema de la banca o inversiones estas equivocado. Las finanzas personales son para todo tipo de persona, ya que siempre estamos en constante relación con el dinero.

 Así como el gobierno y las empresas, tú debes de elaborar un presupuesto que te ayude a planear la forma en cómo vas a distribuir tu dinero.Te aconsejo que elabores un presupuesto cada mes y ya teniendo el mensual elabora un presupuesto anual. Para esto debes de identificar 3 aspectos importantes, 

 Ingresos 

Identifica cuántas fuentes de ingresos tienes, el monto de cada uno de ellos. Puede ser que tengas un trabajo y ese sea un monto fijo mensual, pero también espero y cuentes con alguno otro que te de ingresos extras.

Gastos 

Debes de saber exactamente en que se va tu dinero, se deben de dividir en gastos fijos como son la luz, el agua, internet, la renta promedio mensual para la despensa o comidas,  y en otros gastos aquí puedes incluir todo lo que no es profundamente necesario, como una salida al cine, algún regalo de cumpleaños o a ti mismo.

Ahorro 

Yo divido mi ahorro en 3 partes, una para el ahorro a largo plazo para cuando este viejito ya no tenga que trabajar, mi ahorro de emergencia que es dinero que tengo disponible por si se presenta algo de urgencia y mi otros, que ese es para darme un gustito o invertirlo en lo que sea que se me presente. 

El día de hoy sólo te pido que identifiques esos 3 puntos de tu vida financiera, la próxima semana te presentaré una forma en el cómo puedes dividir cada 100 que ganas para que empieces a mejorar tu relación con el dinero.

Si crees que es muy difícil, apóyate con tus históricos, piensa en cómo te has desenvuelto económicamente en años anteriores y basándote en eso podrás darte una idea de cómo planificar este nuevo año financiero. Sentarte unos minutos pueden hacer la diferencia entre tronarse los dedos para llegar a la próxima quincena o empezar a vivir una libertad financiera. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *