Creo en México entero, pero sobre todo en Oaxaca, hay un tema recurrente, un tema que es presente en la identidad de los oaxaqueños tanto como lo es el mezcal, o los chapulines… el árbol del tule o el señor que pide dinero con la frase, “¿me da una aaaayudita?” ( si no eres especialmente de la ciudad de Oaxaca no entenderás el chiste, disculpe usted).

Y este es una discusión sobre quien fue mejor o peor presidente o personaje, Benito Juárez o Porfirio Diaz, esta discusión es tan recurrente que hasta tengo amigos que de broma cada vez que nos vemos ampliamos el tema como si fuera nuestro saludo, y es que aunque uno creyera es un asunto saldado y del pasado, la verdad es que tiene muchas implicaciones y singularidades que se traslapan con el tiempo y que incluso muchas aun son vigentes.

Seria necio de mi parte tratar de exponer o desenmarañar los ríos de tinta que se han vertido sobre este tópico, y es que como suele suceder, todo mundo expone ideas desde diversos puntos de vista o peor aún desde sus intereses, algunas veces diametralmente opuestas e incluso imposibles de comparar en otros, por eso mismo yo creo que para poder hacer un análisis de cualquier tema en el que propongamos una comparación, es necesario establecer una visión clara de que o el que vamos a calificar, que es la parte que nos compete ”juzgar” o analizar de cada personaje sea cual fuese la situación. Un padre solo puede ser juzgado y calificado desde la perspectiva moral, por su Hijo, aunque de manera legal sea por un juez de lo familiar y esa misma persona pueda ser calificado como esposo solo por su esposa y no por el hijo mencionado.

Así pues creo debemos plantearnos en base a que calificaríamos a estos personajes, y yo creo para realizar esta comparación tendría que anteponer la importancia que tuvieron para la nación, tomando en cuenta dos principales ideas que los dos tenían en común

  1. Pertenecían y servían a una “REPUBLICA”
  2. Tenían al menos a nivel moral un compromiso Demócrata expresado en su carácter “liberal”

Así que.. sobre estas bases y entendiendo que es también muy fácil juzgar en estos tiempos sin ubicarse en los contextos de sus tiempos,  debo decir que no veo porque tanto empeño es verlos tan distintos, Diaz a final de cuentas fue discípulo de Juárez, y definitivamente alcanzaron su gloria mas alta en los tiempos de la intervención e imperio francés. Luchando por la idea de mantener a salvo la república, Juárez desde un punto más moral, Diaz desde un punto militar.

A mi gusto después de ahí, y cada quien en su nivel iniciaron una decadencia personal, mas esta decadencia, acuso, era reflejo del mismo país, si nos fijamos un poco veremos que era curioso cómo habían en realidad un puñado de personajes que podían o pretendían desempeñar los papeles de la nación, no estaban lejanos los días de aquel Lopez de SantaAna quien tantas veces se reeligió, y otro dato particular es que desde el tiempo de Juárez pasando por la revolución porfirista y llegando hasta la Maderista, es decir unos 50 años, la reivindicación de las luchas ni siquiera giraba sobre ideas de igualdad, o desarrollo o algo que fuese de carácter nacional popular, todo giraba en una idea, la NO REELECCION.

Un país convulsionado, que fue despojado de la mitad de su territorio, con pugnas internas, con un sector que había entregado el país a potencias europeas y que al perder bien que mal seguía resentido; ese país se preocupaba y se revolvía por cuestiones mas políticas que nacionales, somos propensos a juzgar pero por citar un ejemplo, que podía hacer un Juárez cuando  la República estaba resumida en una acta y un baúl de documentos en un carruaje seguido por loas fuerzas conservadoras?… no tenía más opción que  buscar apoyo en los Estados Unidos,  y este es un punto muy atacado a Juárez, más esperen un segundo, acaso no la revolución Porfirista se fraguo y pertrecho desde y bajo el amaro de los Estados Unidos?, acaso no sucedió exactamente lo mismo con la revolución de Madero que  exiliaría a Diaz?

 El punto es que todo ser es un ser de blanco-obscuros, y considero fue la misma condición del país que permitió que estos dos gigantes confundieran el amor a la patria con la incapacidad de los mexicanos para definir su futuro y se asumieran como únicos capaces de realizarlo, convenciéndose  de que habían lo correcto, Juárez antes de morir dejaría en una carta su justificación a la reelección, y Porfirio, pasaría 30 años convenciéndose a si mismo de que el pueblo lo necesitaba.

Aun asi, porque habría yo de quedarme en los puntos negativos?, porque tener que buscar disculpas de uno o condenas del otro, hicieron lo que pudieron y al final retomando los puntos que califico  ratifico que  la importancia de los dos fue que, respetaron y lucharon por la idea básica, MANTENER A TODA COSTA UNA REPUBLICA QUE IMPLICA QUE TODOS LOS CIUDADANOS DEBERIAN TENER LAS MISMAS OPORTUNIDADES,  Y  como  yo lo veo los dos fueron indispensables en ese orden, en ese tiempo donde se tuvo que sacrificar tanto por mantener esa idea, una idea que es lo central de su legado, manteniéndola al alcance de las posibilidades tan limitadas que tenían.

Muchas otras opciones o visiones se podrán rescatar o discutir en los momentos previos o posteriores a este momento,  Diaz tendría que  saldar cuentas y pagar sus penitencias en el exilio, Juárez no podríamos saber que hubiera hecho pues la muerte le alcanzo antes de asumir ese periodo que seguro hubiera desencadenado una guerra; y el pueblo mexicano al final asumió sus costos con la revolución misma que sería el parto doloroso que desembocaría  la suma de lo sucedido al menos todo un siglo anterior para que naciera ese México postrevolucionario.  Pero concluyendo mi opinión sobre estos dos personajes, para mí, me quedare en el momento donde los dos eran un mismo elemento; Un maestro y un alumno; un Líder moral presidente, junto a un líder de acción  guerrero.  este es el punto medular de los dos. Y en ellos pienso cuando por fin libre la ciudad de México arroparon y reinstauraron a nuestra república para cuando me hacen la pregunta yo poder decir:

¡Viva Juárez, Viva Diaz, ¡VIVA LA REPUBLICA MEXICANA!

Nota:  habría cierta distinción con Juárez por el nombramiento de Benemérito de las Américas y su famosa frase que de “entre las naciones como entre los individuos, el respeto al derecho ajeno es la paz. Pero como pueden observar, las dos son apreciaciones que escaparían del análisis básico del cual  inicio y es meramente personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *