Al menos algún conocido o nosotros mismos tenemos una anécdota en donde el relato surge de haber visto una bola de fuego la cual pasa por el cielo, nuestros antepasados nos dejaron la creencia que mediante estas bolas se manifiestan estos personajes conocidos como brujas.

La siguiente historia se basa en una experiencia verídica…

¨Mi vecina era una anciana de más de 100 años de edad en el pueblo decían que ella era la bruja pero sinceramente nosotros no habíamos visto ninguna anomalía hasta que llegó un tiempo donde nos empezamos a enfermar, aquel día eran como las 4:30 A.M.  y mi hermano se enfermó ya estaba tan mal que mi papá decide llevarlo al doctor por desgracia la camioneta de mi papá se descompuso, mi papá salió a la orilla de la calle a esperar un taxi para esto ya eran como las 5 de la mañana con minutos cuando vimos a mi vecina salir de una nopalera que tenía en su patio, traía la boca llena de sangre se acercó a hablarnos pero ella no se había percatado de la sangre que traía en la boca y mi papá le pregunto que si se había lastimado, mi vecina  con temor agarro su mandil y se limpió ella era una de las señoras que siempre traía mandil y andaba descalza en pavimento caliente y piedras.

Pasaron unos días y todo se volvió normal aunque  seguíamos con esa inquietud en este caso me enferme yo, tuve vomito 3 días seguidos eran como las 6 de la tarde y estábamos esperando un taxi porque me llevarían al médico a la ciudad más cercana que es Orizaba  ya que tantos días sintiéndome mal no era normal, cuando vimos venia mi vecina caminando en la calle descalza y traía rasguños en toda la cara como si le hubiera pasado algo, se acercó y nos saludo era una señora demasiado amable le preguntamos que si le había pasado algo y solo titubeo y dijo que se había caído nos preguntó acerca de que  me pasaba mi papá le explicó y nos dio una receta de un té con cosas fuera de lo común entre ellos un pedazo de Oro, Plata, un hilo rojo y varias hierbas .

Mi papá le llevó las cosas y ella me hizo el té y maravillosamente me compuse pasaron meses ya todo estaba tranquilo cuando una noche platicando con mi abuelito que estaba ahí paso algo que no nos esperábamos ella tenía dos casas una de material y una pequeña de madera pero esa de madera siempre estaba cerrada cuando vimos la silueta de mi vecina que se reflejaba en la casita de madera lógicamente ella estaba parada entre las dos casas cuando la silueta empezó a caminar salió de entre esas dos casas un guajolote enorme jamás habíamos visto un animal tan grande.

Nos espantamos mucho y tengo que confesar que desde ese día le brindábamos mucho más  respeto a la señora, lamentablemente a los pocos años falleció mi papá y yo fuimos padrinos de cruz, ese día varía gente que estaba en la velada vio como una bola de lumbre bajo y unos perros que estaban ahí encadenados se encontraron muertos eso no era lo malo si no que los perros ya no tenían ni una gota de sangre estaban secos y desde que mi vecina falleció  mucha gente ve más seguido esa bola de lumbre¨

ANONIMO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *