Este personaje ha sido muy popular en nuestro país haciéndose presente en leyendas y también en historias verídicas como esta que me conto una amiga vía Facebook. Ella escribió lo siguiente…

“Esto nos sucedió a mis primos, a mis hermanos y a mí, mi familia es muy aficionada a los partidos de futbol, esa noche jugaba  América VS Cruz Azul, como ya era costumbre todos nos reuníamos a verlo, convivimos un rato cominos algunas botanas, y cuando finalizo el partido eran aproximadamente las 12 de la noche.

Como ninguno tenía sueño decidimos quedarnos a jugar polaca hasta que nos dieron como las 3 de la madrugada, todo fue muy tranquilo a veces apostábamos o hacíamos retos, como cada vez se hacía más tarde, dejamos de jugar y nos fuimos cada quien a sus respectivas casas, en el trayecto teníamos que dejar a unos primos.

La casa del primo en donde estábamos está muy retirada de las casas de los demás inclusive colinda con un cañal, estábamos caminando íbamos platicando cuando de la nada oímos unos gritos muy feos de dolor y angustia, sentía esos gritos en mi cuerpo se me erizo la piel, inmediatamente corrimos porque creímos que era todo lo que nos iba a pasar…

No fue así,  si nos dio miedo pero no le tomamos mucha importancia hasta que uno de mis primos  al instante se nos desmayó, ya que nos había acompañado  el más grande de todos, nos espantamos, lo auxiliamos con alcohol y así estuvimos 30 minutos aproximadamente cuando decidimos ir todos a su casa y dejarlo ahí ya acostado cuando retornábamos a nuestra casa los lamentos o gritos los escuchamos otra vez y nos echamos a correr creímos que era todo lo que nos había pasado al otro día por coincidencia todos teníamos temperatura y vómito por la tarde nos juntamos para el almuerzo en familia y resulta que todos habíamos visto o escuchado algo.

Mi primo  nos dijo que vio una mujer blanca en su baño, mi papá, mis hermanos y yo solo escuchamos lamentos desgarradores, a una prima le estuvieron rasgando la puerta y escuchando lamentos de una mujer, a  la hermana de otro primo se le subió algo que no la dejaba respirar, ni despertar y el ultimo primo vio una sobra en su cuarto, de una mujer blanca junto con los lamentos.

Llegamos a la conclusión de que era la llorona, ya que mi difunto abuelito nos contaba que por la calle de nuestras casas hasta un limonal aparecía una mujer de blanco caminando y que se escuchaban los lamentos desde las 2 de la mañana hasta las 4; 

Solo nos curamos del vómito y la temperatura  hasta que nos llevaron a un lugar que se llama las Pilas para darnos una limpia ya que realmente no se nos quitaba con nada y nos sentíamos muy mal.

La señora que nos ayudó nos dijo que era aire que tuvimos suerte de no haber visto directamente algo ya que pudo haber pasado algo muy malo, nos dio una limpia y tuvimos que ir 3 veces más, actualmente estamos bien y es una experiencia realmente fea.”

Fuente: Anónima vía Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *