Con el objetivo de concienciar a los habitantes de Vietnam sobre el reciclaje y siguiendo el programa global de sostenibilidad de la marca, Coca-Cola lanzó una curiosa acción en este país para conseguir que la gente no tirara las botellas, sino que las reutilizara.

Así pues con ayuda de Ogilvy & Mather China, lanzó un pack de 16 tapones que regalaba a los consumidores al comprar sus refrescos. Estos tapones daban la posibilidad de transformar la botella en una pistola de agua, un pulverizador, un sacapuntas para los lápices, un pincel para pintar, un dispensador de jabón… Diferentes opciones para conseguir que sus botellas tuvieran una segunda vida.

Lo vi en http://lacriaturacreativa.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *