General

Conacyt lo rechazó tres veces y lo “bateó” a la NASA

Eduardo C. Guizar Sainz es un ingeniero industrial de 44 años de edad, que nació en Culiacán, Sinaloa y en 2007 fue invitado a colaborar con el gobierno de Estados Unidos, esto tras varios intentos de posicionar sus proyectos en el país, pidiendo apoyo al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) en tres ocasiones y en estas tres ocasiones  fue rechazado.

nas

“Solicité financiamiento con Conacyt en varias ocasiones y con el gobierno del estado de Sinaloa y se me negó porque decían ‘cómo Sinaloa robótica, ¡no, no, no! Sinaloa, tomate, chile, camarón; es un proyecto no viable’. Entonces se queda en la base de datos, creemos que de ahí viene y es que nos invitan por los motores”, dijo entusiasmado el sinaloense.

Del sueño de una nave como la de la película “La Guerra de las Galaxias”, pasó a la creación de pequeños robots, después a los motores cada vez más compactos que llevaron al Curiosity a caminar sobre Marte en 2012.

“Ya con el paso del tiempo me puse a hacer un pequeño robot, casi de juguete, hasta que llegué a uno que ya había gastado una ‘lana’ (sic) para él y que yo quería enfocarlo a situaciones de riesgo de corporaciones: Protección Civil, Bomberos, policías (…) y lo termino, pero esos motores no existían. Tuve que acudir con personas que me ayudaran con el embobinado y en ese momento encaja con un proyecto de NASA”, explicó Eduardo a Milenio.

Ni mal sabor de boca ni resentimientos guarda Eduardo hacia México por el nulo apoyo que le dio, sino agradece haber llegado a la NASA, donde pudo desarrollar sus habilidades.

“Por algo pasan las cosas. Conacyt apoya proyectos de compadres, de sobrinos; tienes que ser apadrinado por alguien para que te apoye Conacyt, es un hecho. Así pongas un motor en la superficie de Marte. Hay proyectos de jóvenes que valen muchísimo la pena y se nos fugaron. Te puede batear (sic) quien sea pero si traes eso metido en la cabeza lo vas a lograr”, sostuvo sin aspavientos el mexicano que ahora va por su segundo proyecto en la NASA.

Eduardo C. Guizar Sainz se siente parte de la llamada “fuga de cerebros”, parte de los talentos mexicanos que emigran al lugar que les da oportunidad de demostrar sus habilidades, en este caso Estados Unidos.

Lo vi en http://bajacalifornia.milenio.com/

About the author

Avatar

uriel

Alguien que vive en algun lugar de Oaxaca y que le gusta pensar mucho y hacer poco… Amante de la Tecnologia y de la Filosofia del software libre

1 comentario

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

clickxti
Hootsuit
Publisuite
Elegant Themes