General

Siri y la conexión humana

En realidad, el vínculo emocional entre los usuarios de iPhone que Apple trata de forjar a través de Siri, no es nuevo y desde hace años ha sido descrito como el efecto Eliza.

El “efecto Eliza ” se define como “la tendencia para proyectar nuestros sentimientos en los objetos y tratar las cosas como si fueran personas.” En la informática y los nuevos círculos de los medios de comunicación, el efecto Eliza se ha convertido en la abreviatura de la tendencia de un usuario a asumir que un programa es mucho más sofisticado e inteligente de lo que realmente es.

En el caso de Siri; los usuarios primero entienden que el software comprende de forma libre la conversación y, segundo, que tiene una personalidad que los hace sentir en una relación con un humanoide y no con una máquina.

Pero ¿por que pasa este efecto?, pues simplemente por la naturaleza de los seres humanos, los cuales somos capaces de “creer” dos cosas contradictorias al mismo tiempo, si bien “sabemos“ que es un truco de “magia” de un tipo u otro, de buena gana nos entregamos a la ficción y nos engañamos de que el software es humanoide.

Así pues la gente empieza a realizar 2 cosas totalmente diferentes, una la de tratar de proteger su relación, evitando situaciones que sean capaces de “confundir” al programa, al final lo que quieren es mantener la ilusión de que Siri fue capaz de responder, y las personas que se embarcan en un esfuerzo supremo para “desestabilizar” el programa, y así poder comprender su estructura y exponerlo como una “máquina simple”.

Entonces el “truco” para que este efecto funcione es generar confianza entre el sistema y el usuario,  razón principal por la cual no existe un avatar de Siri, de esta manera, cada uno podría generar una representación del AI y siguiendo la misma línea tendríamos que pensar que la voz femenina de siri es para generar confianza pero según lo planteado por Rosen, la razón a esto, solo es cuestión de estereotipos; trabajos “designados” al género femenino por años: el de asistentes. El porcentaje de secretarias / asistentas personales contra el mismo trabajo en el género masculino es un indicador, por ejemplo. En pocas palabras, es el estereotipo que tenemos sobre el tipo de trabajo, junto con el estereotipo existente de mujeres.

Y Siri, después de todo, se encarga de leernos mensajes, recordatorios, redactar emails, revisar el clima, y varios otros tipos de comandos.

Dejando a fuera el lado machista del sistema :p, imaginen el impacto potencial en la lealtad de marca entre los consumidores que podría impartir un asistente bien diseñado como Siri, si al final los usuarios participan activamente de este auto-engaño, los mismo no veran las limitaciones tecnológicas y realmente creerán que el dispositivo realmente les entiende.

 

Lo vi en:

http://wesnerm.blogs.com/

http://www.arturogoga.com

About the author

Avatar

uriel

Alguien que vive en algun lugar de Oaxaca y que le gusta pensar mucho y hacer poco… Amante de la Tecnologia y de la Filosofia del software libre

2 Comentarios

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

clickxti
Elegant Themes
Hootsuit
Publisuite